Los beneficios que aporta la cartelería digital

En los últimos años hemos podido comprobar como la cartelería digital se ha impuesto a la impresa teniendo unas ventajas muy interesantes que se presentan como unas estupendas soluciones tanto para empresas como para particulares.

El objetivo sigue siendo el mismo: conseguir captar la atención del cliente y estos dos métodos lo suelen conseguir aunque con un distinto porcentaje de efectividad.

¿Quieres conocer todo lo que puede aportarte el mundo de la cartelería digital? A continuación vamos a enumerar algunas de las principales ventajas que, quizá, todavía no conocías.

carteleria digital

Ahorro

En estos tiempos en los que estamos las empresas cada vez sufran más por el azote de la crisis. En su continua búsqueda por encontrar una buena manera de ahorrar costes sin reducir su calidad se han topado con el mundo de la “cartelería digital”.

Se suprimen todos los costes que puede tener los medios impresos: coste del papel, de la tinta, de los banners o de las telas que se utilizan habitualmente. Además, una vez que la campaña ha terminado, estos la cartelería impresa queda inservible y no podemos hacer otra cosa con ella que destruirla.

En el mundo digital será tan fácil como retirarla del mercado y, si hace falta, mandarla directamente a la papelera de reciclaje.

Respeto con el medio ambiente

Aunque una empresa pueda asumir los costes de imprimir su publicidad tenemos que tener en cuenta que siempre hay asociado un impacto contra el medio ambiente. A menos que se utilice papel reciclado (que no se suele utilizar porque no consigue una gran calidad) se estarán talando árboles cada vez que gastemos papel.

Lo peor de todo es que finalmente acabará en la basura. Como ya hemos dicho anteriormente, esto no ocurre en la cartelería digital ya que en ningún momento el contenido llega a salir de la pantalla.

digital signage

Funcionamiento 24 horas al día

Uno de los problemas de la publicidad escrita es que el cliente solo tiene acceso a ella durante un breve espacio de tiempo durante unas horas específicas diarias. Imagina que, por ejemplo, creamos una campaña en las redes sociales para mostrar al mundo todos nuestros productos.

Esta campaña la podremos llegar a programar a nuestro antojo para que se active en las horas donde sabemos que van a estar disponibles nuestros clientes potenciales. Se pueden automatizar para que no necesiten de nuestra mano para poder funcionar.

Mayor impacto

Y acabamos con una de las grandes ventajas que no pasarán desapercibidas para ninguna persona: El hecho de tener vídeos en movimiento, imágenes que van cambiando y un texto también dinámico es algo que hará que el usuario se pueda llegar a sentir mucho más interesado.

En el mundo de la impresión no podemos encontrar algo así ya que cada vez que queramos actualizar un contenido no nos quedará otra que volver a sacar nuevas copias y volver a repartirlas entre todos nuestros clientes.

En definitiva, la “cartelería digital” representa el futuro sin duda.